Ser mujer en Burkina Faso es complicado, y lo es mucho más si se vive en un entorno rural. Este trabajo retrata la vida cotidiana de las mujeres de Burkina Faso, en los momentos de trabajo y en los pocos momentos de ocio. Las actividades comienzan temprano, alrededor de las 4 de la mañana, cuando las mujeres se despiertan para moler el mijo, que es el alimento básico de la comunidad. Las mujeres, al igual que las niñas, están ocupadas en numerosas actividades diarias relacionadas con: alimentación, abastecimiento de agua, cuidado de niños (en promedio cada mujer tiene siete hijos), trabajo en los campos y cuidado de los animales. Además de eso, en muchos casos, sufren de discriminación y son objeto de violencia doméstica.
Burkina Faso 2015

Gallery